LAS OPORTUNIDADES

Dios tiene cada día una nueva oportunidad para nosotros, pero muchas veces no la podemos ver porque tenemos cerrados nuestros ojos espirituales. Nos enfocamos demasiado en nuestras vivencias, en los problemas y en las adversidades que están a nuestro alrededor. Dios es quien transforma nuestros problemas en oportunidades. Debemos cambiar de actitud, comenzando a ver oportunidades en vez de problemas para ver el Poder de Dios actuando a nuestro favor.

 1 – Dios transforma tus problemas en oportunidades.

La historia de los dos ladrones en la cruz, Lucas 23:39-43,  los dos viviendo la misma realidad, tuvieron dos actitudes diferentes. Uno insultó a Jesús y el otro le pidió compasión, viendo la oportunidad de su vida. ¿Qué es lo que va a cambiar ese problema en una oportunidad? Va a ser tu actitud. Si miras tus problemas a través de los ojos de Dios, encontrarás en ellos, oportunidades para experimentar la Gloria de Dios en tu vida.

La Biblia nos habla de hombres que utilizaron sus problemas como una oportunidad, como un trampolín para crecer, para avanzar, para conquistar y para recibir lo que estaban esperando:

David,  1a  Samuel 17. David en lugar de ver a un gigante, vio una oportunidad para acceder al reinado de Israel. Cuando Moisés se encontró con el mar Rojo Éxodo 14, también estuvo frente a un gran obstáculo que luego se transformaría en una oportunidad para ver la Gloria de Dios. Hechos 16:11  Pablo en la cárcel de Filipos; él no vio esa cárcel como un problema o una injusticia sino como una oportunidad para continuar predicando el evangelio. Este fue el principio de la iglesia en Filipos. José fue puesto en la cárcel, Génesis 39:20, y en vez de llorar o amedrentarse por la situación que estaba viviendo, esa cárcel se transformó en un escalón que lo llevaría tiempo después a ser el segundo en el reino de Egipto. Jesús  en la cruz, lo que muchos veían como una derrota, sin embargo, Jesús transformó esa prueba en una oportunidad para ser instrumento de salvación para cada uno de nosotros. Dios quiere desafiarte hoy a que puedas ver a través de la fe, tus problemas como oportunidades que Él te está dando, para alcanzar su perfecta voluntad en tu vida.   Muchas veces las oportunidades no vienen con la envoltura que esperamos o de la manera que imaginamos, pero son oportunidades que Dios nos presenta cada día para mostrarnos Su Gloria. No te enfoques en el ‘problema’ sino más bien enfócate en lo que Dios quiere hacer en tu vida.

 2 – Las oportunidades a veces vienen pero otras veces, hay que ir a buscarlas.

En el libro de Rut, Noemí regresa junto a su nuera de la tierra de Moab donde habían perdido a toda su familia; ella había perdido a su esposo y a sus dos hijos así que estaban regresando a Belén. Rut 1:20-22 nos habla de la actitud que tomó Noemí que llegó y se sentó y pidió que no la llamaran más por su nombre sino que dada su situación, la llamaran “Mara”, que significa amargura. Esta es una actitud que no debemos tomar frente a los problemas: dejar que nos aplasten a tal punto de no volver a levantarnos para poder seguir adelante. En cambio, veamos la actitud que tomó Rut a partir del capitulo 2:1-9. Muchas de esas oportunidades se reciben luego de haberlas ido a buscar. Esto lo podemos observar al ver a Pedro,  Juan 21:1-14,  Pedro escuchó la voz del maestro, le creyó y accionó dejando de mirar su fracaso para alcanzar lo que Dios tenía para su vida. Pedro se determinó. Las oportunidades se alcanzan, se buscan y se reciben a través de la determinación. Todos los días hay nuevas oportunidades que Dios pone delante nuestro.

 3 – Las oportunidades se pueden aprovechar o desaprovechar.

Pedro aprovechó su oportunidad. Veamos en 1 Samuel 10:6-9 donde habla sobre Saúl,  dice que Dios le cambió el corazón, pero vemos en el versículo 20 al 24 que cuando llegó el momento, se escondió y casi dejó pasar su oportunidad de ser el primer rey de Israel.  ¿Sabes por qué muchas veces dejamos pasar oportunidades? Puede que nos pase igual que a Saúl, Dios cambió su corazón pero él seguía con la misma mentalidad de siempre; sus pensamientos seguían dominados por sentimientos de inferioridad, complejos, temores, dudas e incredulidad. 1 Samuel 9:21. Muchas veces tenemos esta actitud frente a las oportunidades, cuando golpean a nuestra puerta nos escondemos a causa de nuestra mentalidad. Saúl no se dio cuenta de lo que tenía de parte de Dios hasta que salió de su escondite. La Gloria de Dios no viene cuando estamos escondidos dándole lugar al temor, viene cuando nos animamos a dar pasos de fe y salimos del escondite y le creemos a Dios. ¡Cuando te animes a salir, Dios te va a dar todo lo que te falte, Él te va a capacitar de una forma sobrenatural para que hagas Su Obra!

4 – También hay nuevas oportunidades.

Esto no quiere decir que Dios da últimas oportunidades, sino que Él da siempre nuevas oportunidades, pero debemos tener en cuenta que el Señor es Omnisciente y conoce lo que nos está por acontecer.

Quizás hoy es el tiempo de aprovechar tu oportunidad, quizás hoy Dios te está hablando diciéndote que tienes una última oportunidad de volverte a Él de todo corazón. Y allí es donde hay que saber escuchar lo que Dios está hablando y hay que tomar la decisión correcta. Si estás atravesando por alguna situación difícil donde piensas que es imposible salir, o el dolor del rechazo y la injusticia te están apagando… es tiempo de ver esos mismos conflictos y problemas como oportunidades de ver a Dios obrar de manera milagrosa en tu vida. Necesitas cambiar de actitud y creer que Dios está contigo en este momento queriendo darte la victoria. Pero es importante que no te quedes esperando a que todo se arregle solo, sino que debes levantarte e ir a buscar lo que te corresponde. Sin duda, la Voluntad de Dios para tu vida es agradable y perfecta, y seguramente hay algo que tienes que dejar de lado para avanzar y conquistar lo que el Señor puso en tu camino. No desaproveches este tiempo, porque es tu oportunidad de lograr aquello que Dios soñó con tu vida.

Dios te bendiga en esta nueva semana,

Manolo Jurczuk

Pastor

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario