DÍA 10: LÍDERES SANTOS

En 1ª de Pedro 1:16 Dios nos dice:” Escrito está: Sed santos, porque Yo soy santo”, ante semejante nivel o parámetro de expectativa de parte de Dios,  muchas veces quedamos paralizados, ¿Cómo voy a  lograr ser santo como Dios? nos preguntamos y acto seguido, nos parece algo inalcanzable y bajamos el nivel y decimos: “por lo menos, trataré de ser lo menos malo posible” comenzamos a establecer momentos de más santidad, los domingos seré más santo, algún que otro acto religioso durante la semana, hasta el involucrarme en el desafío de los 40 días puede ser algo interesante,  pero el resto de la semana, en mi vida todo sigue igual, tratamos de vivir a nuestra manera lo mejor que podamos.  El desarrollo que el apóstol Pedro hace en la primer carta tiene que ver con la vida de cada día, todo otro enfoque se origina en la cultura que rodeaba a la iglesia primitiva que se basaba en entender que  la vida santa es la que se vivía en aislamiento, pero en la Palabra y en la vida de Jesús encontramos que no es así, su vida fue de santidad pero no se aisló, compartió con sus discípulos y con la gente todo tipo de actividades, por lo tanto .. ¿Donde radica la diferencia? Pues se trata de que nuestra vida esté bajo el Señorío de Jesús, Él como centro, como eje de nuestra vida, porque la santidad es Él, el que nos santifica es Él, es el todo y en todos, nuestra vida impregnada, saturada de Jesús, es lo que hace la diferencia, una vida plena en Cristo … “ Que el mismo Dios de paz los santifique por completo; y que guarde irreprensible todo su ser, espíritu, alma y cuerpo, para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Aquel que os llama es fiel, cumplirá todo esto.”1ª Tesalonicenses 5:23-24.

Dios te bendiga en este día

Manolo Jurczuk

Pastor

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario