DIA 7: REPRENDAMOS EL ESPÍRITU DE ORFANDAD Y ECHÉMOSLO FUERA DE LA ARGENTINA

Isaías 49:20-21  En este pasaje encontramos una referencia a la orfandad, es un estado de ausencia de acompañamiento paternal, un estado de abandono, desprotección, soledad, desamparo, desabrigo, una total indefensión y un estado de inseguridad que sufre quién no ha tenido padres que lo hayan guiado.  También es necesario hablar de las consecuencias de la orfandad, el Apóstol Pablo cuando le escribe a Timoteo,  en su primera carta, en el capítulo 3: del 1 al 5, le habla acerca de los que anhelan la tarea del obispado, y lo pone en el marco de la familia, hallamos aquí un principio que dice que el que no gobierna, no cuida o el que no cuida no gobierna, es dejar huérfano de formación a quién debe ser atendido y cuidado y por lo tanto el resultado es la carencia de una paternidad responsable y sus consecuencias son la rebeldía, la anarquía y falta de respeto a la autoridad.  Otra consecuencia de la falta de paternidad es la ausencia de identidad,  debemos decir que la identidad se recibe, se apropia, y debe estar dada, en el marco de la apropiación de los valores y principios de los pueblos, al haber ausencia de de los mismos, la nación carece de esos valores y está huérfana, débil porque  faltó un referente de autoridad, como son los padres y por ende, ausencia de valores éticos, morales y espirituales.  Ante esa ausencia paternal formativa y modeladora, alguien ocupará ese lugar, y esos hijos/as les preguntarán a sus padres: ¿Dónde estabas cuando te busque, cuando te necesite?                                                                         Veamos ahora cuáles son los beneficios para la nación de una paternidad responsable. Esa nación será una nación bendecida porque ha recibido instrucción y valores oportunamente con padres responsables.  En Salmos 112 encontramos una referencia de esto. El hombre que teme a Dios será responsable en la crianza de sus hijos y ellos estarán sujetos a su autoridad y su descendencia será bendita.   Hijos con buenos valores es el mejor aporte que como padres podemos hacer a nuestra nación y ella será bendecida por ellos, personas que  fueron formadas y acompañadas por papás responsables que los formaron para ser adultos responsables.  El termino instruir que encontramos en Proverbios 22:6 significa estrechar los limites,  establecer parámetros de vida y conducta para que luego les sean de guía y ayuda en la toma de decisiones. Podemos concluir diciendo que todo comienza cuando reconocemos a Dios como fuente de toda paternidad.

Dios nos guie y ayude para que en nuestra nación, como padres seamos responsables en la crianza de nuestros hijos.

Dios te bendiga

Manolo Jurczuk

Pastor

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario