PRINCIPIOS ESPIRITUALES PARA SER BENDECIDOS

El mundo creado por Dios, tanto visible como invisible, es un mundo ordenado, racional y previsible.  No es un mundo desordenado e imprevisible. Toda su creación está bajo las leyes que El ha establecido.  Esas leyes rigen todo su funcionamiento y nada está librado al azar, ni a la casualidad o suerte.  Si queremos ser bendecidos debemos conocer sus leyes y obedecerlas.

1.- EL PRINCIPIO DE DAR Y RECIBIR. Dad y se os dará, medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo, porque con la misma medida que medís, serás medido.   Lucas 6:38

Hay muchos cristianos que se encuentran con falta de gozo y motivación.  Una razón es porque se han acostumbrado a recibir y no a dar.   El 1er Principio de la Bendición de Dios está en el dar. El Espíritu de Dios es generoso, siempre Dios ha mostrado su generosidad para dar, por lo cual inexorablemente toda persona  llena del Espíritu de Dios ha de ser una persona generosa.

El Mar de Galilea es rico en vegetación, peces y agua potable. Tiene una boca de entrada por donde recibe, pero también tiene una boca de salida formando el Río Jordán.   El Mar Muerto, si bien tiene boca de entrada no tiene salida y lo que recibe se descompone.   Es un mar sin vida vegetal ni animal, por eso se llama muerto.  Tiene boca para recibir, pero no  para dar.

El problema hoy es que pocos tienen iniciativa de dar. Están esperando recibir y como no dan lo que tienen se hecha a perder.   No se dan cuenta que lo que necesitan no es recibir más sino abrir una salida, dejar que fluya la bendición porque es la única manera de ser sanado y bendecido.  Debes tomar la iniciativa en cuanto a expresar amor, mostrar interés por los demás,  extender una mano de afecto.  Conocí a un hermano que llegó a ofrendar el 70% de su sueldo.  El creía que Dios lo bendecía porque sabía que él no retenía lo que Dios le daba para otros. Su hijo cuenta que él oraba diciendo: “Señor hacia donde estás queriendo enviar dinero, donde estas queriendo apoyar la obra”Mas bienaventurado es dar que recibir.

2.- EL PRINCIPIO DEL ORDEN QUE DIOS HA ESTABLECIDO. Mas buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.  Mateo 6:33

Dios es el creador, no estamos llamados a poner las reglas ni las leyes.  El las ha establecido y estamos llamados a respetarlas. Mientras vivamos según nuestras propias reglas, estamos fuera de este principio de bendición.  Mientras no cumplamos la ley de Dios, estamos  anulando su beneficio y estamos impidiendo que la bendición de Dios llegue a nosotros.

Vivir de acuerdo a los valores del Reino de Dios, vivir de acuerdo a la Ley de Dios trae beneficios colaterales.  Las características del Reino de Dios, Jesús las enuncio y las encarnó.  Tiene que ver con el saber Perdonar, Amar, no guardar rencor, buscar el bien de los demás, bendecir y no maldecir, no cometer adulterio, honrar a los padres, amar a la esposa, no tomar venganza, llevar la carga dos millas, prestar atención a los pobres, viudas, desamparados.

Nuestro deber no es solo buscar el Reino de Dios, sino también “la Justicia de Dios”  La cual está dirigida hacia los más débiles, hacia los indefensos, hacia los desposeídos. Quienes nos identificamos con Jesús debemos tener especial atención y preocupación por la Justicia Social.

3.- EL PRINCIPIO DE LA ASOCIACIÓNY no hizo muchos milagros allí a causa de la incredulidad de ellos.  Mateo 13:58 Hay una tendencia en todo ser vivo a asociarse entre sí por afinidad   El Señor se asoció solo con los que tenían fe.  Mucho de nuestra vida está determinado por las personas con las cuales hemos decidido relacionarnos. Hay un relato en Marcos 5: 35-42 que nos muestra como Jesús al entrar a la casa de la niña enferma, hace salir a todos los incrédulos y solo queda con los padres y tres de sus discípulos.

Jesús nunca hizo milagros delante de gente que no creía en Su Poder.  ¿Quiénes te rodean? Hay lugares donde es difícil  que fluya la gracia de Dios.  Pero si el ambiente donde te mueves es de fe, de esperanza, de benignidad, entonces puedes esperar seguro que un milagro será tuyo.  Si anhelas recibir bendición de Dios, rodéate de personas  positivas, que tienen fe, que guardan esperanza.   Si quieres ser bendecido, asóciate a personas bendecidas.                                                                                     Pastor Hugo Marquez

Dios te bendiga en esta semana.

Manolo Jurczuk –

Pastor

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario