¡¡¡FELIZ DÍA DEL NIÑO/A!!!

Los niños son el tesoro más grande y valioso que Dios nos ha entregado para cuidar y administrar en este mundo. En cada niño/niña, siempre  hay ternura, sinceridad, amor, cariño, paz y sobre todo fe y confianza porque ellos confían plenamente en sus padres y el cuidado que ellos les brindan. Dios dice en su Palabra: “Enseña al niño a seguir fielmente su camino, y aunque llegue a anciano no se apartara de él” Proverbios 22:6 RVC

Guiar a nuestros niños enseñándoles la Palabra de Dios, siempre nos permitirá vivir satisfacciones y alegrías porque aunque ellos llegaran a cometer errores en la etapa de la adolescencia y juventud,  por la instrucción y enseñanza recibida, pronto se darán cuenta y regresarán al camino correcto.
Todo niño naturalmente es activo y vivaz, inspira ternura y amor, y si al jugar, tiene una pelea y se enoja, de inmediato olvida la ofensa que le pudo hacer el amigo o el hermano y sigue  jugando como si nada hubiese pasado.
Jesús dijo que de ellos es el reino de los cielos.  A Jesús no le agrada ver que los adultos no brindemos hacia los niños la atención y el cuidado que ellos se merecen,  porque para Él los niños son importantes “Cualquiera que reciba a un niño así en mi nombre, me recibe a mí; y cualquiera que me recibe a mí, recibe al que me envió, porque el  más insignificante entre ustedes, es el más grande de ustedes” San Lucas 9:48 RVC.
En una ocasión,cuando los discípulos reprendieron a los niños que eran traídos por sus padres para que Jesús los bendijera, Él  les llamó la atención y les dijo “Dejad que  los niños se acerquen a mí. No se lo impidan, porque el reino de los cielos es de los que son como ellos” Lucas 18-16. RVC
Cuantas veces como padres, no les brindamos la debida  atención a nuestros niños y niñas, y ellos al pasar sus días sin amor y carentes de afecto, en sus vidas de adultos sufren desencuentros y momentos dolorosos por esa falta de amor.

Si Jesús siendo Dios, tuvo tiempo para atenderlos, cuanto más nosotros, sabiendo que los niños son joyas preciosas que Dios ha puesto en sus  nuestras manos para cuidar, proteger  y guiar en el buen camino, en el camino de Dios..
Como padres tenemos la responsabilidad de educar a nuestros hijos y guiarlos en los principios de Dios, ser ejemplos para ellos en el área espiritual tal como lo hicieron,  la madre y  la abuela de Timoteo. 2 ª Timoteo 1: 5; 3: 14-15.

Por lo tanto, si queremos tener hijos sanos y sabios, no descuidemos la vida espiritual de nuestros hijos.  La verdadera educación comienza en la casa.

También yo fui hijo,  y tuve un padre, era el hijo predilecto de mi madre” Proverbios 4-3

Desde este portal, saludamos a todos los niños y niñas de la Argentina y de todo el mundo en su día.

Que tengan un Muy Feliz Día!!!

Dios bendiga cada familia y a cada niño/a.

Manolo Jurczuk   Pastor

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario