MI CONFIANZA PUESTA EN UN DIOS PROVEEDOR

San Lucas 12:22-31

Cuando nos dejamos llevar por la preocupación, ya sea en el hoy o proyectándonos hacia el mañana,  indefectiblemente perdemos la paz. Y con el agregado de que muchas veces, esa preocupación está dirigida hacia hechos, situaciones, que ni siquiera sabemos si en verdad van a suceder.

Cuando buscamos respuestas a preguntas como, ¿qué he de comer? O, ¿qué vestiré?, ellas nos sacan, nos desvían de la perspectiva en nuestro caminar con Dios. Jesús, en este pasaje, enfatiza en la importancia de tornar la mirada hacia el Reino de Dios y permitir que Dios como Rey, gobierne sobre nuestra vida. Solo de ese modo,  desarrollaremos confianza en Su Provisión, en Su ayuda y recibiremos Poder para llegar donde El quiere que lleguemos.

A.- Mi confianza en Él y en Su provisión, me quita la preocupación.

Dios no planeó ni pensó para nosotros como estrategia  la preocupación, leemos lo que Jesús dice con claridad: “Por eso les digo, no se preocupen,… v. 22, esta decisión de “preocuparnos” que tomamos muchas veces, lo que en realidad revela es nuestro deseo de resolver las dificultades que enfrentamos por medio de nuestros propios recursos y sin buscar ayuda en Él. Además, nos anticipamos a los hechos del mañana,  situaciones que no sabemos cómo van a ser o suceder. Por eso, debemos obedecer a las indicaciones de Jesús, y no debemos dejarnos guiar por las preocupaciones.

Y agrega,” la vida es más que la comida y el cuerpo es más que el vestido” esta expresión nos muestra que trascendemos a este mundo, nuestra existencia tiene un propósito eterno en el plan de Dios.

B.- Descubrimos que nuestra fe, se acrecienta, en la medida en que confiamos más y más en Dios:

Jesús termina su análisis, usando como ejemplo, la vida y el sustento de otros seres que son parte de Su creación, “fíjense los cuervos,… fíjense los lirios,…. cerrando su enseñanza con un llamado a tomar seriamente  la realidad de este Dios proveedor y sustentador que si lo hace con otras criaturas de su creación, ¿como no lo hará con nosotros, con ustedes? Apelando a creer en Él y a crecer en fe.

C.- Y por último, cuando ponemos nuestra mirada en las añadiduras, demostramos que Jesús no ejerce Su Reinado en nuestro corazón:

Aprendamos de la enseñanza de Jesús, “no se preocupen ni se angustien por lo que han de comer o lo que han de beber…El Padre sabe que ustedes tienen necesidad de estas cosas….” Si confiamos en el Señor es porque estamos descubriendo que El tiene Poder y que cuida hasta de los más mínimos de los detalles y desea satisfacer nuestras necesidades porque somos y valemos mucho para El.

Y esto traerá como consecuencia, una mayor búsqueda de Su Presencia  y una mayor intimidad con El, “Busquen el Reino de Dios y todas estas cosas serán añadidas” v31 RVC

Querido hermano/a, confía en Dios y deja a un lado las preocupaciones, Él nos promete Su protección y cuidado siempre.

El te bendiga esta semana.

Manolo Jurczuk

Pastor

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario