EL ESPÍRITU DEL SEÑOR ESTÁ SOBRE MÍ

Isaías 61: 1-4

El espíritu de Dios el Señor está sobre mí. Sí, el Señor me ha ungido; me ha enviado a proclamar buenas noticias a los afligidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a anunciar libertad a los cautivos, y liberación a los prisioneros;2 a proclamar el año de la buena voluntad del Señor, y el día de la venganza de nuestro Dios; a consolar a todos los que están tristes; 3 a alegrar a los afligidos de Sión; a ponerles una diadema en lugar de ceniza, perfume de gozo en lugar de tristeza, un manto de alegría en lugar de un espíritu angustiado. Y se les llamará robles de justicia plantados por el Señor, para gloria suya. 4 Las ruinas antiguas serán reconstruidas, los asolamientos de antaño serán levantados, las ciudades en ruinas serán reparadas, junto con los escombros de tiempos pasados”. (RVC)

El profeta Isaías, 700 años antes de la Venida de Cristo, profetizó acerca de Jesús, quien tendría el Espíritu de Dios para realizar determinadas acciones a favor de las personas, que están descriptas en los versículos del capítulo 61 del libro del profeta, mas hoy, cada uno de nosotros, que tiene al Señor Jesús en el corazón, tiene también el Espíritu Santo y Dios nos encomienda a nosotros esta misma tarea.

Él  nos unge para consolar, vendar, liberar a los que están en prisiones de todo tipo. Dios es el mismo hoy, ayer y por los siglos, y sigue haciendo milagros en el Nombre de Jesús.

Así que, aunque inicialmente esa Palabra fue enviada a favor de los judíos, pero como ellos rechazaron al Mesías, y Jesús luego establece la Iglesia, que es Su cuerpo, por lo tanto, Él nos unge para un propósito específico…dado que hoy vivimos en una sociedad donde muchos hombres y mujeres están abatidos, afligidos/ as, en el idioma Hebreo, la palabra afligido es anav que incluye a los pobres en espíritu, a los débiles, abatidos, afligidos,  tal como observamos en nuestras comunidades en este tiempo. .. Por lo tanto, necesitamos ser portadores, portavoces de un mensaje de esperanza, es lo que el evangelio, del griego eugelion significa, una noticia buena, feliz, por eso nuestros amigos y vecinos necesitan escuchar las Palabras de Jesús diciéndoles: , “venid a mi todos los que están trabajados y cargados que yo les daré descanso”. Mateo 11:28.

Siguiendo con el relato de Isaías, la acción de vendar… es sanar, es ayudar, es sostener, y tiene como destinataria una comunidad que está repleta de personas con el corazón quebrantado, quienes están tristes, decepcionados, angustiados, sin ganas de vivir, aquí  la palabra Hebrea para quebranto es Shabar que significa arruinar violentamente, romper, en pedazos ¿Qué es lo que produce esta destrucción, este deterioro?,

La Palabra de Dios es clara en ese sentido, nos dice que lo que ocasiona todo esto es el pecado, que es ni más ni menos el  determinar vivir lejos de Dios, vivir sin Dios, sin su ayuda y asistencia.  En rigor de verdad, que cada uno de nosotros, antes caminaba por la vida con el corazón destrozado por el pecado, por caminar sin Dios, pero al reconciliarnos con Él, ser restaurados y recibir el Espíritu Santo, que mora en cada uno de nosotros, El nos convierte, nos hace sanadores de corazones lastimados, no por nuestra capacidad y sapiencia sino por medio de Su Presencia en nosotros, compartiendo la Palabra de Dios que tiene Poder para transformar una vida triste en una vida feliz y con propósito, transformar un corazón destrozado en uno lleno de vigor y fortaleza.

En 1ª Pedro 2:24 se nos dice que” El mismo llevó en su cuerpo nuestros pecados al madero, para que nosotros, muertos ya al pecado, vivamos para la justicia. Por sus heridas fueron ustedes sanados”  estas palabras nos inyectan fortaleza, esperanza y aliento, estas palabras son las que las personas a nuestro alrededor necesitan oír, palabras sanadoras.

Continua diciendo en Isaías 61: ”anunciar libertad a los cautivos, y liberación a los prisioneros” ..palabra libertad del Hebreo  “deror” que significa puesto en libertad, también es usada para “golondrina” un ave de rápido vuelo a la libertad, nos habla aquí de dar la libertad de los cautivos, de los que están en esclavitud. También la palabra en Hebreo, peqach – qowach, que significa “ apertura de los ojos” o sea abrir los ojos de aquellos que están cautivos, prisioneros de influencias engañadoras y destructivas, , de tradiciones o prácticas que impiden conocer a Dios, en Colosenses 2:8 se nos amplia este tema.

Por lo tanto: debemos hablar y no callarnos, debemos predicar de Jesús, Quién libera a las personas, para que conozcan la Verdad que es Jesús.

Este pues, es el año agradable de Dios, nosotros hoy debemos, al estar llenos del Espíritu Santo, predicar el mensaje de Jesús  llevando esta buena noticia a la personas….

Hoy Dios te está llamando, nos está llamando para hacer la tarea.

Dios te bendiga en esta semana

Manolo Jurczuk

Pastor

 

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario