TU PALABRA ME LLENA DE PAZ Y ES EL AMOR DE MI VIDA

“Los poderosos me persiguen sin motivo, pero yo respeto y honro tu palabra. Es tal la alegría que me causa tu palabra que es como hallar un gran tesoro. No soporto la mentira. ¡La aborrezco! Pero amo tus enseñanzas. Siete veces al día te alabo porque tus juicios son siempre justos. Los que aman tu ley viven en completa paz, porque saben que no tropezarán. Señor, espero que me salves; mientras viva, cumpliré tus mandamientos. Toda mi vida he obedecido tus estatutos, pues son el gran amor de mi vida. He cumplido tus mandamientos y tus sentimientos pues tu sabes todo lo que hago” Salmos 119: 161-168 (RVC).

Al leer las palabras que el salmista expresa acerca de lo que para él es y significa la Palabra de Dios, me revela cuanto ama él a Dios y como se deleita en obedecerlo, “es como hallar un gran tesoro, es el amor de mi vida” Estas expresiones denotan, por parte del salmista, respeto y honra a esa Palabra que atesora en su corazón.

Cuando dice: “amo tus enseñanzas” lo que en realidad nos está diciendo es: Tu Palabra es lo más importante en mi vida, el honrarte y amarte con todo mi corazón es lo que me agrada. Debemos y necesitamos imitar al salmista para vivir una vida en paz, sabiendo que no tropezaremos si buscamos el rostro de Dios y le obedecemos.

Dios te ayude a caminar en obediencia cada día.

Manolo Jurczuk

Pastor

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario