LA VERDAD ES LA ESENCIA DE TU PALABRA

“Mira mi aflicción y ven a salvarme, pues no me he olvidado de tu ley. ¡Defiéndeme, y ponme a salvo! ¡Dame vida con tu palabra! Los malvados están lejos de tu salvación, porque no buscan tus estatutos. Señor, tu eres muy bondadoso; ¡dame vida de acuerdo a tu justicia! Son muchos los enemigos que me persiguen, pero yo no me aparto de tus testimonios. No soporto ver a esos traidores, porque no obedecen tus palabras. Señor, ¡mira cuánto amo tus mandamientos! ¡Dame vida, conforme a tu misericordia! La verdad es la esencia de tu palabra, tus juicios son siempre justos.” Salmos 119: 153-160 (RVC).

Nuevamente el salmista reafirma la realidad de que la Verdad es la esencia de la Palabra. Esto se correlaciona con la afirmación de Jesús quien dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi” San Juan 14:6 y a su vez con lo que afirma el evangelista Juan en los primeros versículos del evangelio cuando dice: “En el principio ya existía la Palabra. La Palabra estaba con Dios, y Dios mismo era la Palabra”.

Bien, que nos enseña esto, que la Verdad es Dios y Dios es la Palabra, esa Palabra, Dios, se hizo carne y habitó entre nosotros, y vimos su Gloria, la Gloria que corresponde al unigénito de Padre, de ahí que es menester que esa Palabra, el Verbo, o sea, Jesús, habite en nosotros y se manifieste entre nosotros para poder así, caminar en la verdad, pues la Verdad es la esencia de la Palabra.

Dios te guíe en esta semana, previa a la celebración de acontecimiento más importante de la humanidad, el nacimiento de Jesús, la Luz del mundo y nuestro salvador, a caminar en la Verdad.

La Navidad es Jesús!!!

Manolo Jurczuk

Pastor

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario