TU PALABRA ILUMINA MI CAMINO

Tu palabra es un lámpara a mis pies, ¡es la luz que ilumina mi camina! Me comprometí, y no me arrepiento: voy a obedecer tus justas sentencias. Señor, me encuentro muy afligido; dame vida conforme a tu promesa. Señor, espero que te agraden mis votos; enséñame a entender tus juicios. Mi vida está siempre en peligro, pero no me olvido de tu ley. Gente malvada me ha tendido trampas, pero yo no me he apartado de tus mandamientos. Tengo tu palabra como herencia eterna, porque ellos me alegran el corazón. De corazón me dispongo a cumplir tus estatutos siempre, hasta el fin de mis días.” Salmos 119: 105-112 (RVC).

Al leer estas palabras del Salmo 119, uno no hace más que afirmar y reafirmar lo que está escrito. La Palabra es lámpara a mis pies, eso implica y concierne a las decisiones  que debo tomar cada día, a los pasos que doy en mi diario vivir, pero también es luz que me alumbra los pasos que vendrán y las decisiones que deberé tomar en un futuro que desconozco. La Palabra me alumbra el porvenir.

En un momento de sus palabras, el salmista vuelve a decir: me encuentro muy afligido, dame vida conforme a tu promesa, ninguno está exento de tener que atravesar momentos difíciles en la vida, pero la promesa de Dios es que Él es nuestro faro, es nuestro refugio seguro, es la Roca inconmovible, “Aunque yo deba pasar por el valle más sombrío, no temo sufrir daño alguno, porque tú estás conmigo; con tu vara de pastor me infundes nuevo aliento” Salmos 23: 4 (RVC).

Es la promesa de Dios para tu vida y la mía, que en este día. Él sea tu luz y te guie en los pasos que debas tomar hoy pero sabe que Él y Su Palabra alumbran el futuro que no conoces.

Dios te bendiga

Manolo Jurczuk

Pastor

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario