TU PALABRA ME CAPACITA Y PERFECCIONA

Tú, con tus manos me formaste; dame la capacidad de comprender tus mandamientos. Cuando me vean los que te honran, se alegrarán, porque en tu palabra he puesto mi esperanza. Señor, yo se que tus juicios son justos, y que por tu fidelidad me afligiste. Muéstrame tu misericordia, y ven a consolarme; pues ésa fue tu promesa a este siervo tuyo. Compadécete de mí, y viviré, pues en tu ley encuentro mi deleite. Avergüenza a esos arrogantes que me calumnian; por mi parte, yo meditaré en tus mandamientos. Que se unan a mí aquellos que te honran, aquellos que conocen tus testimonios. Perfecciona mi corazón con tus estatutos, para que no tenga de que avergonzarme”. Salmos 119: 73-80 (RVC).

Al leer este párrafo del Salmo 119 descubrimos que el salmista, reconoce a Dios como su creador, como su hacedor, como El que le dio vida y lo formo. Es una declaración formidable: “con tus manos me formaste”…que maravilla del Creador, nuestro ser, cada uno de nosotros, es una obra maestra del Creador, es un producto único del Artesano de la Vida, nuestro Dios siempre hace cosas buenas, sus obras son maravillosas, por lo tanto, no debemos permitir que nada ni nadie deteriore esa obra de maravilla….debemos buscar con fervor que Dios nos capacite cada día y en medio de luchas y duras batallas, podamos decirle al Creador, “perfecciona mi corazón”.

Cuanto necesitamos que Dios nos perfeccione cada día y Él nos conduzca a la victoria…a Él sea la Gloria.

Dios te bendiga

Manolo Jurczuk

Pastor

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario