CAMPAÑA 40 DÍAS – DÍA 39

ARRANQUEMOS LOS ESPINOS

Otra parte cayó entre espinos, pero los espinos crecieron y la ahogaron, de modo que no dio fruto; Otros son como los que fueron sembrados entre  espinos. Estos son los que oyen la palabra, pero las preocupaciones de este mundo, el engaño de las riquezas, y la codicia por otras cosas, entran en ellos y ahogan la palabra, por lo que ésta no llega a dar fruto.” San Marcos 4: 7; 18-19 (RVC).

Dios nos envía a sembrar Su Palabra en los corazones de las personas, es la Gran Comisión encomendada por nuestro Señor. Cuando los espinos invaden e influencian la Iglesia y al liderazgo, estamos en problemas. Es preocupante que, en vez de ser la Iglesia, factor de influencia en la sociedad, es el mundo quién influye a la iglesia. Los afanes de este mundo y de este tiempo, el amor a las riquezas, y la codicia por otras cosas, ahogan el mensaje del evangelio. Por tal motivo, no hay maduración ni hay frutos. Se trasforma todo en una mera actividad religiosa.

Debemos reconocer y arrepentirnos de nuestro descuido y ponernos a limpiar todas las malezas, los espinos del mundo metidos muy dentro nuestro.

En Josué 23: 11-13 nos dice: “Tengan mucho cuidado de ustedes mismos, y amen al Señor nuestro Dios con todo el corazón. Si se apartan de Él y se juntan con gente de los otros pueblos que aún quedan entre ustedes, y pactan matrimonios y se mezclan con ellos, y ellos con ustedes, El Señor nuestro Dios no peleará ya contra esas naciones a favor de ustedes, sino que ellos serán para ustedes una trampa, un tropiezo y un azote en sus costados; les será como espinas en los ojos, hasta que desaparezcan de esta buena tierra que el Señor nuestro Dios les ha dado”… muy claramente lo expresa esta palabra, cuando dejamos que el sistema mundo se infiltre en nuestra vida, nos mezclamosen sus actividades y en sus propósitos, caemos fácilmente en la trampa y somos seducidos para finalmente perder la buena tierra que Dios nos ha dado para que conquistemos.

Jesús en la cruz, llevo nuestras cargas y nuestros pecados, sufrió el oprobio, para que seamos libres de toda influencia del mundo de las tinieblas en nuestro modo de vivir…por tal motivo, hagamos que esa victoria sea una realidad cada día en nuestras vidas, arranquemos las espinas, para que haya fruto abundante para Gloria de nuestro Señor y Dios en toda nuestra nación, tal como Él lo ha planeado.

OREMOS:

  • Señor, arranca de nuestra mente todo pensamiento lleno de espinas que impide que tu Palabra traiga fruto abundante.
  • Ayúdanos a usar todos los medios de comunicación para sembrar la Palabra en los que no te conocen.
  • Quita las espinas que afectan nuestro matrimonio, nuestra familia, nuestro ministerio, para que todo estemos alineados a Tu Voluntad.

 

Dios te bendiga en este nuevo día la campaña.

Manolo Jurczuk

Pastor

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario