CAMPAÑA 40 DÍAS – DÍA 20

SIGAMOS EL EJEMPLO DE JESÚS

“Imiten al Hijo del Hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate de muchos” San Mateo 20:28 (RVC)

Estamos viviendo tiempos difíciles en todo sentido y en medio de las dificultades, la Iglesia es llamada a ser testigo y dar testimonio de Jesús, quién dio su vida en rescate de muchos. Dios, intercede por su iglesia para que todos pongamos nuestra vida al servicio de Dios y llevemos palabras de ánimo y de esperanza, de sanidad y restauración a los que sufren y están, muchas veces, excluidos.

Esta tarea no es posible hacerla con recursos humanos y terrenales, necesita la Iglesia recursos sobrenaturales, recursos Divinos. Pablo nos da ejemplo al decir: “Por eso yo me arrodillo delante del Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quién recibe su nombre toda familia en los cielos y en la tierra, para que por Su Espíritu, y conforme a las riquezas de su gloria, los fortalezca interiormente con poder; para que por la fe Cristo en sus corazones, y para que, arraigados y cimentados n amor, sean ustedes plenamente capaces de comprender, con todos los santos, cuál es la anchura, la longitud, la profundidad y la altura del amor de Cristo; en fin, que conozcan ese amor, que excede todo conocimiento, para que sean llenos de toda la plenitud de Dios”. Efesios 3:14-19 (RVC).

Es motivador e inspirador el pedido y la actitud de Pablo, debemos orar, y orar unos por otros, postrarnos de rodillas ante nuestro Rey Señor Jesús, intercediendo por las necesidades de los hermanos pero también rogando por un derramamiento, por parte de Dios, de los recursos sobrenaturales que Él dispone para todos.

Hay dos aspectos expresados en la carta de Pablo a los creyentes de Éfeso, uno es, el ser fortalecidos en nuestro ser interior, siendo Cristo el habitante de nuestro corazón, El Señor y Rey de nuestras decisiones y acciones y también el conocer y comprender cabalmente el Amor de Cristo. Enraizados, arraigados, cimentados en ese Amor, comprender con todos los santos, la anchura, la longitud, la profundidad y la altura de ese Amor.

Todos unidos, como cuerpo de Cristo, en armonía, llevando al mundo ese Amor sanador y restaurador, de norte a sur, del este al oeste, orando y bendiciendo nuestra nación, siguiendo el ejemplo de Jesús.

OREMOS:

  • Que Dios nos llene el corazón, con fuego y pasión para poner nuestra vida al servicio del evangelio de Cristo.
  • Que nos haga intercesores para clamar día y noche por la Argentina, que todos procedan al arrepentimiento y conozcan a Jesús.
  • Que El Señor nos fortalezca y nos de valor para hablar con voz profética sobre nuestra realidad cotidiana, cimentados en el Amor de Cristo.

Estamos transitando por la mitad de la campaña, que Dios te bendiga en este nuevo día de la campaña de los 40 días.

Manolo Jurczuk

Pastor

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario