CAMPAÑA 40 DÍAS – DÍA 4

SANTIFICANDO NUESTRA BOCA

Si te arrepientes, yo te restauraré y podrás servirme. Si evitas hablar en vano, y hablas lo que en verdad vale, tú serás mi portavoz. Que ellos se vuelvan hacia ti, pero tú no te vuelvas hacia ellos”    Jeremías 15:19

Nuestras palabras, lo que decimos y hablamos determina lo que somos y revela lo que abunda en el corazón. Lucas 6: 45

No valoramos verdaderamente el real efecto de nuestras palabras.

El sabio Salomón escribió:“En la lengua hay poder de vida y muerte…”

Así como Dios le dice a Jeremías, nos dice a nosotros, que debemos  arrepentirnos de las muchas palabras negativas, quejosas y derrotistas que hemos pronunciado.

Con cada palabra que decimos, nos constituimos en constructores o destructores de las personas, sean nuestros cónyuges, nuestros hijos u otros integrantes de la familia dado que nada de lo expresamos carece de importancia, muchas palabras dichas al pasar hieren el alma y esa herida muchas veces perdura por mucho tiempo.

Jesús nos enseña que debemos bendecir antes que maldecir.

En la carta a los Efesios, Pablo  expresa entre muchas otra cosas,  en los capítulos 4 y 5 , que debemos guardar nuestra manera de hablar.

Pidamos a Dios que Él restaure nuestra boca,  para que estemos delante de Él en gratitud y adoración. Oramos por la santidad de nuestros labios y que seamos instrumentos de bendición y honra de nuestro Rey Señor Jesucristo. Que el maltrato verbal sea erradicado de nuestros hogares.

Que la Iglesia exprese Palabras de Vida para con nuestra Nación, que seamos mensajeros de Su Palabra.

Dios te bendiga en este día.

Manolo Jurczuk

Pastor

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario