El MENSAJE DEL CRISTO VIVO Y RESUCITADO

Marcos 16:1-16

Al revisar los minutos finales de la agonía de Jesús en la cruz, encontramos en el relato del evangelista Marcos, algunos detalles llamativos que sucedieron en esas horas:

  • Vemos una gran multitud rodeando la cruz donde estaba Jesús contemplando atónita sin entender lo que estaba sucediendo,
  • Algunos injuriando y diciéndole “ tú que derribas el templo de Dios y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo y desciende de la cruz”;
  • Los sacerdotes y los escribas hablando entre ellos se decían: “ a otros salvo, a sí mismo no se puede salvar”,
  • Al mismo tiempo ocurrían llamativos fenómenos en la naturaleza: cuando era como la hora sexta, hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena, y el sol se oscureció, y el velo del templo se rasgo por la mitad, Lucas 23: 44-45   en Mateo 27: 51 dice Y he aquí el velo del templo se rasgo en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron; y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; … y como sonido de fondo,
  • Se oían las últimas palabras pronunciadas por Jesús clamando a Dios…Eloi…Eloi…lama sabactani
  • Rápidamente uno prepara una esponja que moja en vinagre y con una caña se la acerca para que Jesús pueda tomar mientras dice     ” veamos si viene Elías a  bajarle
  • Hasta que Jesús dando una gran voz expiró…
  • Luego se escucha la confesión del centurión romano diciendo “este verdaderamente era Hijo de Dios
  • Había también mujeres que miraban de lejos,
  • Muchos de ellos confundidos y estupefactos sin entender porque había muerto Jesús. Todos estos son detalles de los últimos minutos de Jesús en la cruz.
  • No obstante, cuando se hizo de noche, José de Arimatea, miembro noble del concilio, osadamente fue a ver a Pilato y le pidió el cuerpo de Jesús para llevarlo a un sepulcro que estaba en una peña e hizo rodar una piedra a la entrada del mismo. Y vemos a Pilato sorprendido  al ver que Jesús ya había muerto, después de recibir el informe del centurión, le dio el cuerpo de Jesús a José.

Después de la sepultura, las mujeres, entre las que estaban María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé, se pusieron de acuerdo para comprar especias aromáticas y de esa manera ungir el cuerpo del maestro según los hábitos de la época.

Ellas respetando el día de reposo, esperaron en silencio y en la intimidad vivieron la tristeza de lo que había ocurrido y tratando de entender todo lo que pasó tan rapido y recién por la mañana del domingo, bien temprano fueron al lugar donde ellas vieron que fue depositado el cuerpo.

Vale preguntarse… ¿Acaso ellas así como los discípulos no creían en que Jesús fuese a resucitar? ¿No les había dicho días previos que Él iba a ser muerto y que iba a resucitar?  En Marcos 10: 32-34 no dice que Jesús los llevó aparte y les explicó lo que iba acontecer: “He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte, y le entregarán a los gentiles; y le escarnecerán, le azotarán, y escupirán en él, y le matarán más al tercer día resucitará.”

Pero ¿cómo borrar las imágenes de la cruz?: Esa lanza clavada en su costado, el cuerpo inerte y sin vida que ellas habían visto que fue des colgado de la cruz y puesto en el sepulcro.

El solo hecho de llevar las sustancias aromáticas para la preparación del  cuerpo nos da la pauta de que en realidad iban en busca del cadáver de Jesús.

Su principal preocupación era: cómo remover la piedra de la entrada del sepulcro…con toda la angustia y la tristeza que las embargaba, fueron  pensando que la muerte y el mal habían triunfado.

Pero se encontraron con un anuncio sorprendente:

Al llegar, encontraron que la piedra estaba removida: pensaron, ¿quién pudo haber sido que la movió?

Los romanos: ellos no podían ser, porque fueron quienes pusieron el sello de Roma en la entrada para darle garantía y seguridad,

Los judíos religiosos: tampoco podían ser, ellos habían puesto una guardia de vigilancia,

Y ¿los discípulos? menos, estaban todos escondidos,

¿Quién sería el que corrió esa piedra tan grande?

Gran sorpresa se llevaron cuando se dieron cuenta que el cuerpo de Jesús no estaba y quién les hablaba era un joven con blancas vestiduras…..dice el relato que se espantaron!!  Más él les dijo” no os asustéis, buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; mirad el lugar en donde le pusieron. Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis como él lo dijo. Y ellas se fueron huyendo del sepulcro, porque les había tomado temblor y espanto; ni decían nada a nadie, porque tenían miedo.

Vemos que el ángel les da un mensaje de alientono se asusten. Ha resucitado como lo dijo…y Jesús les hace llegar la noticia en primer lugar a sus discípulos.

Aquí vemos también el trato restaurador de Jesús con Pedro…una palabra especial para este discípulo que horas antes lo había negado…y que después quedó muy mal y compungido por lo que había sucedido. “decid a los discípulos y a Pedro.

Vemos acá como se establece claramente la necesidad de una fe personal…vemos que al principio todos los discípulos negaron el hecho….no creyeron, de entre las mujeres…Jesús se encontró con María Magdalena…una mujer con una historia de vida muy difícil…” de quien se habían echado 7 demonios” dice la escritura, las palabras de María no fueron suficientes…tampoco le creyeron.

Él se encontró con los 2 discípulos que iban a Emaus…cuando ellos regresaron y dieron su testimonio tampoco les creyeron de modo que tuvo que venir Él a encontrarse con ellos en persona y les reprocho su incredulidad, en el evangelio de Lucas cap. 24 está el detalle: cuando se encuentra con ellos les muestra las manos y los pies, y dice que les abrió el entendimiento para que pudieran comprender las escrituras.

La Resurrección de Cristo es fundamental  en la fe cristiana. Ésta declara con certeza que Jesús vino al mundo, vivió con nosotros y deliberadamente fue a la cruz cumpliendo el propósito de Dios como única manera de rescate y salvación de la humanidad. Porque NO HAY OTRO NOMBRE bajo el cielo DADO A LOS HOMBRES, en que podamos ser salvos  Hechos 4:12

Antes de ascender a los cielos, Jesús comisiona a sus discípulos: Después les dice” id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado será salvo, más el que no creyere, será condenado

Y termina diciendo: y estas señales seguirán a los que creen: en mi nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán

El mensaje del Cristo resucitado es: No teman, crean y vayan a las naciones: lleven el mensaje de las buenas nuevas. Y mientras van caminando en fe: señales les seguirán: milagros, prodigios y manifestaciones del Poder de Dios.

Jesús,  se encontró con un hombre común, con un trabajador  como Simón y lo transformó en un hombre extraordinario como Pedro. Tomó también a Zaqueo y lo transformó de modo que su testimonio influyó de una manera impactante en toda su cuidad. Se encontró también con la mujer samaritana y esa vida fue cambiada y su testimonio y su transformación también afectaron su ciudad. Si miramos a Pablo, el que escribió muchas de las cartas pastorales que tenemos en el nuevo testamento, él estaba teniendo muchos avances en el campo de la religión. El creía que ese era el modo en que podría lograr su realización personal y a criterio de sus líderes,  lo estaba logrando; era un líder prometedor y en ascenso dentro del sistema religioso Judío. Su nombre era Saulo. Sin embargo, le pasó algo que cambió su vida por completo. Tuvo un encuentro con un hombre que para los religiosos de la época, era considerado un derrotado. Había sido condenado a muerte por esos mismos líderes religiosos. Este hombre, sin embargo, fue victorioso, no sobre las circunstancias adversas o sobre algún rival, sino sobre la muerte misma.  Saulo se encontró cara a cara con Jesús Resucitado, y su vida fue trasformada. Saulo, cuyo nombre  fue cambiado  por Pablo – reconoció que él deseaba compartir esa victoria.

Hoy como ayer, hay quienes solo existen, pero no viven. Son aquellos que no han experimentado aún en sus vidas el Poder de la Resurrección, están derrotados por la amargura, por el dolor, por la depresión, por las deudas, por los problemas, por el fracaso.

Lo que tienen que hacer es permitir que el Cristo Resucitado VIVA en ellos y los saque de ese estado.  La solución no está en mudarte de ciudad, en cambiar de entorno, sino en cambiar tu ciudad, tu entorno, tu provincia, tu país a partir de un cambio en tu vida por medio de este Jesús resucitado.

Cada día,  nuestra vida debe estar iluminada por quién es la Luz del mundo, por Cristo, el Cristo resucitado y victorioso.

Lo que ocurrió hace tanto tiempo y que hoy estamos recordando y celebrando, fue un hecho real y está REGISTRADO en la historia de la humanidad.

Vivamos cada día en la fe del Resucitado!!!

Dios te bendiga en estas pascuas y te llene de Su Presencia.

Manolo Jurczuk

Pastor

 

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario