FELIZ DÍA DE LA MADRE

MADRE, BENDICIÓN PARA LA HUMANIDAD
“Y los bendijo Dios con estas palabras: Reprodúzcanse, multiplíquense, y llenen la tierra! ” Génesis.1:28
El ser madre forma parte del plan de Dios para la raza humana. Y así como todo lo que Dios ha establecido, aquí también hay un principio para que la bendición sea efectiva y real.
Dios bendice a quién le honra, más al que no lo toma en cuenta al tomar las decisiones, tendrá que enfrentar las consecuencias de esas decisiones.
Lo primero que hizo Dios con la primer familia fue unirlos y bendecirlos para que se multiplicaran. “Y agregó: Por esto el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán un solo ser” (Mateo 19:5) Dios no dijo, busca una mujer, tengan hijos y después vuelva cada cual a su casa; Él dijo: Dejará su padre y a su madre y se unirá a su mujer … mostrando claramente que la Voluntad de Dios es que los hijos sean engendrados en el seno del matrimonio, en la estabilidad del hogar y siendo miembros de una familia.
Ser madre no es cualquier tarea, no es algo para tomarlo a la ligera; constituye el mayor desafío al que se enfrenta la mujer desde el momento mismo en que lleva una vida en su seno; es algo muy especial. Ejercer tan importante rol en la vida dignifica y enaltece.
La mujer al ser madre, se multiplica; antes era una, ahora dos; antes pensaba en sí misma viviendo solo para ella. Ahora tiene que pensar en el hijo/a. Es el amor manifestado en su más amplio significado lo que realmente distingue a una madre; no piensa en sí misma, sino que se entrega por los hijos sin calcular el costo.

Y si Cristo es el centro de su vida, el amor y la unidad prevalecerán en su casa y con su familia, verá a sus hijos crecer en estatura, en gracia y en sabiduría. “En primer lugar, adquiere sabiduría; sobre todas las cosas, adquiere inteligencia” Prov.4:7
La mujer sabia edifica su casa; pero la necia la derriba con sus propias manos… “Si el Señor no edifica la casa, de nada sirve que los edificadores se esfuercen” Salmo 127:1.
Debes permitir que el amor de Dios inunde todo tu ser a través de Jesucristo, para que puedas honrar con dignidad y altura el papel de madre que Él te ha encomendado, criando a tus hijos, no a tu manera sino a la Suya…
• Mujer ejemplar, ¿quién dará con ella? su valor excede al de las piedras preciosas. Su esposo confía en ella de todo corazón, y por ella no carece de ganancias.
• Sus hijos de levantan y la llaman dichosa; también su esposo la congratula: Muchas mujeres han hecho el bien; pero tú las sobrepasas a todas.
• La belleza es engañosa, y hueca la hermosura; pero la mujer que teme al Señor, será alabada” Proverbios 31:10-11, 28-30
Desde este portal queremos saludar a todas las mamás, deseándoles un muy feliz día.
Madre…. Dios te bendiga.
Manolo Jurczuk
Pastor

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario