FINALIZARON LOS 40 DIAS DE AYUNO, ORACIÓN Y RENOVACIÓN PERSONAL

Con gran emoción más de 1800 congregaciones y más de 500 mil creyentes en todo el país cerramos estos 40 días de ayuno, de oración y de renovación personal por lo tanto:
• Bendecimos a nuestro amado Dios, fuente de estos 40 días que nacieron en su corazón, y destinatario de la Gloria y la Honra por todo lo que estos 40 días provocarán en nuestra nación.
• Bendecimos a la amada Iglesia de Jesucristo, porque la Novia de nuestro Señor, como agencia del Reino de Dios, sigue siendo la esperanza para esta tierra.
• Bendecimos a nuestra amada Argentina, porque Dios nos dio el privilegio de nacer en esta tierra y servir a todos los habitantes de este maravilloso país.
• Seguimos clamando con fe por la salvación de cada niño, joven, adulto y anciano de nuestra nación, porque solo en Jesucristo, como Señor y Salvador, hay vida abundante y eterna.
• Seguimos clamando con dolor por un cambio moral en la Sociedad Argentina de manera tal que la idolatría, la inmoralidad, la corrupción y la pérdida de valores dejen de dañar tantas vidas y de destruir tantas familias.
• Seguimos clamando con fervor por la transformación de las estructuras pecaminosas de nuestra sociedad, de manera que la pobreza, la injusticia, la inseguridad, el narcotráfico, el aborto y toda otra forma de violencia sean erradicadas del tejido social de nuestra patria.
• Nos comprometemos a llegar a ser, como la Biblia lo afirma, una Iglesia unida, gloriosa, santa, sin macha ni arruga. Una comunidad de fe que, con su testimonio de vidas cambiadas, sea una alternativa para nuestra sociedad.
• Nos comprometemos a predicar la Palabra a tiempo y fuera de tiempo extendiendo el Reino de Dios a lo largo y a lo ancho del país.
• Nos comprometemos a servir a nuestros compatriotas asistiéndoles en sus necesidades y desarrollando proyectos de promoción integral que permitan que todos puedan vivir de manera digna.
• Declaramos proféticamente que en la Argentina pronto estaremos viviendo un avivamiento integral.
• Declaramos proféticamente que la Argentina será usada por Dios para bendición y luz a las naciones.
• Declaramos proféticamente que la Argentina será llena del conocimiento de la Gloria de Dios como las aguas cubren el mar.
A O X VOS
SIGAMOS ORANDO …LO MEJOR ESTA POR VENIR!!!! Dios te bendiga.
Adriana y Manolo Jurczuk
Pastores

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario