NO HAY CIRCUNSTANCIA DIFICIL DE VENCER

El clima frío hacía muy difícil seguir adelante. Cada movimiento en aquellas circunstancias, provocaba intensos dolores en los participantes. Llevaban muchos días de ventiscas heladas llevando a cuestas pesados trineos. El equipo que logró llegar al corazón geográfico del Ártico estaba compuesto por un guía canadiense y tres aventureros británicos. Por definición, los polos de inaccesibilidad, los puntos más alejados de la costa en los polos Norte y Sur, son lugares de difícil alcance, por eso cuando los británicos Henry Cookson, Rupert Longsdon y Rory Sweet planearon una expedición al Polo Sur de Inaccesibilidad buscaron al experto canadiense Paul Landry para que se uniese a ellos como parte de la expedición Team N2i. Aunque muchos aventureros se enfrentaban a las condiciones extremas como un desafío para su propia satisfacción, Landry ha conseguido hacerse una carrera con esto, primero como profesor de técnicas de supervivencia en exteriores y, a continuación, completando cuatro expediciones diferentes a cada polo y otras tres a través del casquete polar de Groenlandia. De hecho, sus ocho expediciones polares le han hecho conseguir el récord de mayor número de expediciones polares realizadas por una persona. En su viaje al Polo Sur de Inaccesibilidad a pie, Landry añadió a la misión su pasión por el kitesurf y, además de tirar de sus propios trineos, fue esta técnica la que permitió al equipo recorrer los 1.700 km de distancia hasta el polo en sólo 49 días para atribuirse el récord Guinness el 19 de enero de 2007. “Más que una proeza consideramos esta avanzada como una demostración de que el ser humano, cuando se propone algo, puede lograrlo si persevera “, explicó Rory Sweet a un periodista que le interrogó respecto al secreto que encerraba el excelente desempeño de los expedicionarios hasta el punto más remoto del polo.
Es llamativo que sean muy pocas las personas que sobresalen por obrar proezas como consecuencia del esfuerzo y la perseverancia, mientras que hay miles que se dan por vencidas, deponen su esfuerzo ante el primer obstáculo que encuentran en el camino.
Dios nos hizo con una naturaleza especial: la naturaleza de los ganadores, la misma que asiste a quienes no se rinden. El profeta expresa que Dios El Señor es quien otorga la fortaleza necesaria para sobreponerse a los problemas de la vida, llevándonos a la cima: “El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.” (Isaías 40.29).
Probablemente estés atravesando por situaciones o dificultades que te llevan a pensar que resulta inútil seguir adelante.
¡Estas equivocado/a! Vos podes salir adelante, podes pasar por encima de los motivos de tropiezo, por encima de las dificultades. Basta que vuelvas tu mirada a Dios en oración, le pidas Su guía y las fuerzas que necesitas para vencer. Puedo asegurarte que los resultados serán sorprendentes.
Dios te bendiga en esta semana.
Adriana y Manolo Jurczuk
Pastores

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario