CENIZAS Y ALGO MAS…

Nuevamente este fin de semana…toda la región (Provincias de Neuquén y Rio Negro)…amaneció cubierta de un manto gris, un espolvoreado que impregna todo…producto de las cenizas que llegan del Volcán Puyehue de Chile.
Esta situación que estamos viviendo desde hace varios días, fruto del comportamiento de un actor que estaba dormido y despertó de manera inesperada, como lo es el volcán Puyehue, que entró en erupción en la región del cordón el Caulle en Chile, ha hecho salir desde el interior de las personas, todo lo que cada una de ellas alberga dentro suyo y muestra claramente cómo cada uno enfrenta la vida y las situaciones extremas. Recuerdo una frase que decía Antonio Renna, un pastor amigo que vivió en SMA : “Las crisis revelan a la persona”…y es así, cuando todo está bien, en calma…no hay inestabilidad, entonces nuestro comportamiento se mantiene en los “cauces normales” pero en una situación como esta, cuando enfrentamos un evento que no podemos controlar y no hay modo de modificar… las personas, algunas , revelan actitudes mezquinas, avivadas, se aprovechan de la situación (como el vender los barbijos a precios exorbitantes, por ejemplo),pero también, en muchos, aparece la solidaridad, el espíritu de colaboración, el esfuerzo titánico, las ganas de seguir adelante superando los inconvenientes que se presentan, es lo que estamos viendo en las comunidades afectadas, por lo tanto solo nos resta esperar y confiar en que pronto todo esto se resuelva.
Mirando el aspecto emocional, la situación produce temor, angustia, incertidumbre, inseguridad, efectos que socavan el ánimo de los habitantes que están padeciendo el fenómeno…..algunos optan por irse del lugar, de la zona, otros se quedan a pesar de lo difícil, el tratar de explicar las múltiples vivencias que invaden a cada protagonista en un hecho como este, no es sencillo, es equiparable a haber sufrido un terremoto, un tornado, inundaciones, etc. eventos que han azotado a lo largo de la historia de la humanidad, distintas regiones del planeta.
Ahora, como hijos de Dios, humanamente, no estamos exentos de ser afectados en mayor o menor medida por la crisis, lo que no nos debe ocurrir es dejarnos dominar por ella, por el temor o por la angustia o por la desesperación.
En el Salmo 91 encontramos Palabras muy oportunas que el Salmista expresa como resultado de haber enfrentado situaciones extremas y haber experimentado el cuidado de un Dios Poderoso, y nosotros debemos atesorarlas en nuestro corazón para tener herramientas y saber cómo actuar ante cualquier circunstancia adversa que nos toque vivir, hoy pueden ser la cenizas, el volcán y mañana puede ser una enfermedad o una crisis familiar o una crisis económica.
Dice el Salmo: “El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente” diré yo al Señor: “Refugio mío y fortaleza mía, mi Dios en quien confío. Porque Él te libra del lazo del cazador, y de la peste mortal. Con sus plumas te cubre, bajo sus alas hallas refugio, escudo y baluarte es su fidelidad. No temerás el terror de la noche, ni la flecha que vuela de día, ni la peste que anda en tinieblas, ni la destrucción que hace estragos en medio del día. Y sigue más adelante: Porque has puesto al Señor, que es mi refugio, al Altísimo por habitación. No te sucederá ningún mal ni plaga se acercará a tu morada. ( ni cenizas ni erupciones ni ningún fenómeno te afectará porque has hecho del Señor tu habitación) y termina diciendo…Me invocará, y le responderé; Yo estaré con él en la angustia; lo rescataré y lo honraré; lo saciaré de larga vida y le haré ver mi salvación”.
Estas expresiones del salmista son reconfortantes y nos dan seguridad porque en verdad nuestra vida está en las manos de Dios, nada puede ocurrir sin Su permiso ni Su Voluntad. Creo que este tiempo es más que oportuno para volver nuestra mirada al Dios de Poder que cuida de todos y cada uno de nosotros y hacer lo que dice el salmista: poner nuestra habitación en Su Presencia. Solo allí tendremos paz y seguridad porque Él fue, es y será nuestro ayudador, nuestra Paz y nuestro refugio eterno.
Dios te bendiga y te fortalezca en este tiempo.
Adriana y Manolo Jurczuk
Pastores

Un Comentario para “CENIZAS Y ALGO MAS…”

  1. El Señor DIOS llama en todo tiempo al arrepentimiento de pecado, y, las gentes estan tan ocupadas en sus afanes,que aveces tiene que haber algo que nos mueva mucho para darnos cuenta de que hay cosas que solo alguien sobrenatural podria resolverlo, sirve tambien para darnos cuenta que somos muy bulnerables y fragiles y si no contamos con la ayuda del todopoderoso efectivamente podriamos llegar a parar internados con crisis nerbiosa.

Dejar un Comentario